Brecha digital y emprendimiento

jorge_gutierrez

Es común que los pequeños empresarios vean su incorporación a las tecnologías de la información como un proceso difícil y, muchas veces, fuera de su alcance. La poca experiencia en estas temáticas, sumado a la falta de personal calificado, crean una suerte de brecha digital que es urgente abordar. En esto, las empresas proveedoras de tecnologías tenemos un rol muy importante que desempeñar.

Nuestro país ha avanzado a pasos agigantados en la creación de tecnologías “hechas en casa”, experiencia que varias compañías están transmitiendo entre distintos actores, incluso en otros mercados. En particular, en Acepta hemos trabajado articuladamente con el sector público y privado, tanto en Chile como en otros países, entre ellos Perú y Colombia, movilizando proyectos que apuestan por un objetivo común: hacer de Chile un país Digital. En esta convicción de que el trabajo colaborativo es fundamental para el desarrollo de la nación, las micro empresas y Pymes tienen mucho que aportar, y, en ese sentido, es indispensable brindarles las herramientas necesarias para mejorar su competitividad.

Para eso se requiere crear instancias de acercamiento entre los proveedores tecnológicos y las micro y pequeñas empresas. Desde la vereda de la oferta de servicios, es importante que las compañías logren captar las necesidades de este segmento y sean capaces de adaptar y crear servicios de primera línea –tal como los pensados para las grandes firmas-, pero que sean soluciones específicas para los requerimientos de los emprendedores y Pymes. Esto acompañado de una real transferencia de conocimientos y el actuar colaborativo de múltiples actores.

Desde esa mirada, la iniciativa desarrollada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) de incorporar obligatoriamente la facturación electrónica, primero a las Pymes urbanas en agosto de este año, y luego a las rurales a partir de febrero de 2017, es una excelente oportunidad para acercar los temas digitales a este segmento.

Este proceso –que busca que todas las empresas del país abandonen para siempre el uso de la factura en papel a febrero de 2018-, entregará a este grupo de organizaciones el desafío de capacitarse y sumarse a una nueva forma de gestión, que sin duda traerá consigo grandes beneficios para ellos, sus proveedores y clientes. Asimismo, a las empresas que proveen este servicio, nos hará reenfocar nuestra oferta y buscar nuevas formas de capacitar y transferir nuestra experiencia.

 

Por Jorge Gutiérrez,Gerente Comercial de Acepta

Para solicitar tu contraseña, visita nuestra sección de suscripción ediciones anteriores y la enviaremos a tu correo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *