Cuando la correcta gestión de datos logra una alta eficiencia en el sector salud

  • La información del paciente puede ser transformada en ideas que brindan una nueva perspectiva al negocio, porque ayudan a descubrir nuevas oportunidades y a identificar los métodos que funcionan.


Cuando se escucha hablar de innovación en el sector salud muchos imaginan unidades sofisticadas como aparatos que en solo un contacto detectan enfermedades o dispositivos inteligentes oculares que permiten almacenar y mostrar datos o mapas en tiempo real. Pero, aunque en unos años esto será realidad, hoy en día existen opciones más sencillas a implementar para impulsar la eficiencia en el sector.

Como es conocido, la tecnología en la actualidad juega un rol fundamental, pero las grandes innovaciones en salud no provienen únicamente del uso de nuevos dispositivos. Tal y como dijo Bill Gates, “si lo que nos proponemos es salvar vidas humanas, necesitamos otro nivel de innovación: no solo innovación tecnológica, sino también sistémica”. Esto implica el desarrollo de nuevos servicios y un cambio de rumbo en la gestión de los sistemas.

Muchos países están implementando estas medidas para mejorar sus servicios. De hecho, el actual gobierno de Chile dentro de su programa de salud 2018-2022 incluye como objetivos y medidas la modernización de la gestión, introduciendo fuertemente nuevas tecnologías, y la implementación de fichas clínicas online para todos los ciudadanos, accesible desde cualquier centro de salud.

Lo cierto es que, la información de pacientes y patologías, el análisis sistemático de big data, el uso de modelos predictivos y de gestión basada en datos son solo algunas de las soluciones que garantizan que las decisiones importantes, tomadas en nombre de los pacientes, sean las correctas.

“La gestión basada en datos puede resolver muchos desafíos que enfrenta el sector de la salud hoy en día. Aprovechar grandes cantidades de datos accesibles es una forma comprobada de mejorar el bienestar de los pacientes”, asegura Marcelo Sukni, gerente general de SAS Chile, Perú y Ecuador.

Asimismo, agrega que “los datos se han convertido en el alma de nuestro mundo, bombeando al corazón de todo. Pero aún quedan demasiados datos sobre la mesa, que caducan sin ser utilizados. Ese es un potencial desperdiciado”.

Sin lugar a dudas, el correcto análisis de los datos en el sector salud puede conducir a enfocar los esfuerzos, reducir los errores y las tasas de readmisión, reducir el desperdicio de recursos, tomar decisiones más rápidas, obtener mejores resultados y tomar soluciones más eficientes.

Un requisito previo fundamental para esta innovación es que los usuarios de datos, es decir médicos, enfermeras y personal administrativo de hospitales y regiones, tengan un acceso más fácil a datos relevantes en todo el sector de la salud y puedan usarlo sistemáticamente.

Sin embargo, el acceso de datos no es suficiente por sí solo, ya que se necesita tener información histórica relevante. “Estos datos deben ser analizados bajo los parámetros definidos por el cliente. Esto permitirá realizar proyecciones con las que se podrán predecir el comportamiento de un caso en específico”, concluye Sukni.

La creación de monitoreo y análisis en tiempo real permite al sector salud tomar medidas preventivas y así evitar el tratamiento indeseable y los procedimientos inadecuados. Con los datos en tiempo real es posible producir “advertencias tempranas” cuando los parámetros críticos cambian y un paciente, por ejemplo, está a punto de desarrollar sepsis u otra afección crítica. Esto beneficiará al paciente y a la sociedad al prevenir una hospitalización más prolongada.

Para solicitar tu contraseña, visita nuestra sección de suscripción ediciones anteriores y la enviaremos a tu correo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *